Ilusiones

picture11Albert Einstein decía que “la separación entre pasado, presente y futuro, aunque tenaz, sólo constituye una ilusión”. Totalmente válido, el ser humano vive en esa ilusión. Necesita comprender el pasado, entender el presente y poder proyectarse, imaginar el futuro. Sin esas ilusiones se hundiría en la incertidumbre, la ansiedad y el estrés. El ser humano tiene una tremenda necesidad de vivir ilusiones. Frente a esta paradoja universal, adaptativamente en neuromarketing cabría preguntarse cuáles son los intercambios, relaciones y experiencias imaginarias para la marca, y tratar de obtener respuestas mágicas para lograrlas.

Todo es fruto de nuestra imaginación: cada experiencia vivida, cada persona conocida, cada rostro recordado, cada objeto observado, cada marca adquirida. El cerebro no reconstruye la realidad, sino que construye nuestra experiencia de la realidad. Hasta cierto punto la inventa.

Hay una cierta correspondencia entre nuestra percepción subjetiva y el mundo real, aunque la percepción de los objetos difiere de la realidad. No existe para el cerebro una experiencia absoluta de una cosa ya que todo depende con qué se lo compare. Esta tendencia de sustraer información explica el frecuente fenómeno que hace que en ocasiones recordemos la fantasía de un anuncio, pero no la marca o el producto que se anuncia.

Sorprendentes estudios demuestran que los bebés de tres o cuatro meses, antes de desarrollar sus constantes perceptivas ya poseen una habilidad para ver diferencias en imágenes que resultan invisibles a los adultos. Sin embargo esta capacidad superior se pierde cuando se llega a la edad de cinco meses.

Observe los cuadrados rojos del cubo de Rubick presentado a continuación. Mirándolos aisladamente son de color naranja en el de la izquierda y púrpura en el de la derecha. Sólo parecen más o menos rojos debido a que el cerebro los interpreta con ese color tanto por la proyección de la luz amarilla como por la azul. Esta percepción errónea  es un ejemplo de la constancia perceptiva, el mecanismo que nos permite reconocer un objeto de la misma manera en diferentes entornos, y bajo diversas condiciones de luminosidad.

picture4

Numerosas evidencias permiten concluir que los efectos de esta constancia perceptiva han contribuido significativamente a la supervivencia de nuestra especie (y continúa haciéndolo). Sin embargo, la particularidad es que no nacemos con esta constancia perceptiva, sino que la desarrollamos a los pocos meses de nacer. Así, al inicio vemos todas las diferencias y luego aprendemos a ignorar ciertos tipos de disconformidad, por lo que podemos reconocer el mismo objeto inalterado en escenarios variados. Cuando la constancia perceptiva se desarrolla perdemos la capacidad de detectar múltiples contradicciones que son muy visibles para los recién nacidos.

Observe las tres imágenes siguientes del caracol y seleccione las dos que crea son similares. ¿Las dos que presentan a los caracoles más lustrosos son prácticamente idénticas verdad? ¡Pues nó! Si un bebé de cuatro meses pudiera hablar seguro que nos diría que estamos equivocados. Claramente la imagen del centro y la de la derecha son las más similares.

picture5

 

Los caracoles de las imágenes A y B parecerían casi idénticas, aunque son muy distintas en términos de intensidad de pixeles.  Para los bebés es muy sencillo reconocerlo. Sin embargo, en los adultos no se manifiestan dificultades para seleccionar a las imágenes B y C cómo las diferentes. Estudios realizados con 42 bebés confirman la habilidad para discriminar las diferencias de imágenes producidas por cambios en luminosidad que no son percibidas por los adultos (que discriminan entre brillo vs mate). Esta discriminación de superficies no es el único dominio perceptivo que se pierde a medida que crecemos. Durante el primer año de vida los bebés sufren la pérdida de una serie de poder discriminatorio. Entre ellos la capacidad de reconocer diferencias en las caras de los monos que resultan muy complejas de identificar para los adultos, y la capacidad de distinguir sonidos vocales en un idioma diferente al hablado por sus propios familiares. Las diferencias objetivas se convierten en similitudes subjetivas.

Realidad e ilusión son fronteras ficticias. Entender las ilusiones visuales se convierte en una importante herramienta para comprender cómo el cerebro construye la experiencia de la realidad. Incluso, ha llevado a que algunos científicos estudien la magia e ilusionismo para explicar mejor el fenómeno. Por ejemplo, al mago no le interesa tanto distraer la mirada del espectador como manipular su  atención. El espectador puede mirar atentamente el truco y sin embargo no verlo, porque está prestando atención a otro lugar. Demuestra cómo el cerebro humano puede disasociar lo que es la atención de la información visual. No es lo mismo ver que mirar.

Existen ilusiones provocadoras, otras motivadoras y otras estimulantes para el cerebro. Los GIF’s animados (Grafics Interchange Format) del artista norteamericano Bill Domonkos no dejarán indiferente a nadie fruto de la combinación de vieja fotografía procedente de archivo con imagen filmada, son puro surrealismo…

Trabajando con fotografías, clips cinematográficos, e ilustraciones perdidas en el tiempo este cineasta y estereoscopista de San Francisco, California, crea GIF´s animados humorísticos sobre fotografías en blanco y negro. Las fotos rescatadas se mezclan con la animación moderna creando situaciones carentes de sentido, aunque perfectas en su ejecución. El artista experimenta combinando, alterando, editando, y mezclando con la ayuda de la tecnología digital, efectos especiales y animación para crear un nuevo tipo de experiencias. Asegura estar interesado en lo poético del tiempo y espacio para renovar y transformar materiales, experiencias e ideas.

Lo extraordinario del cine es su capacidad para sugerir lo inefable, (sueños e ilusiones presentes en estas propuestas). Estas  breves animaciones contienen una estética muy ingeniosa. Puede explorarse el reciente trabajo del artista en su galería fotográfica: https://ello.co/billdomonkos

También  sus películas, utilizando la misma técnica,  han sido visionadas en numerosos festivales internacionales en:

https://vimeo.com/channels/billdomonkos

La siguiente es una muestra de sus provocadoras propuestas:

ello-optimized-68dc2be8

ello-optimized-91f8c7c4

ello-optimized-7004ab45

ello-optimized-e6be0b4d

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

El Autor

Roberto Álvarez del Blanco

Es una de las principales autorida- des internacionales en marketing y estrategia de marca. Profesor del IE Business School.

Leer más >>

Otros Libros del Autor

 

Publicaciones del Autor

Comentarios recientes

CONECTA

Subscribe via RSS