Curiosidades del cerebro

 

El ser humano tiene una tremenda necesidad para vivir ilusiones. Frente a esta paradoja universal, adaptativamente en neuromarketing cabría preguntarse cuáles son los intercambios, relaciones y experiencias imaginarias para la marca y tratar de obtener respuestas mágicas para lograrlas.
Todo es fruto de nuestra imaginación: cada experiencia vivida, cada persona conocida, cada rostro recordado, cada objeto observado, cada marca adquirida… El cerebro no reconstruye la realidad, sino que construye nuestra experiencia de la realidad. Hasta cierto punto la inventa.
Realidad e ilusión son fronteras ficticias. Para el neuromarketer, entender las ilusiones visuales se convierte en un importante instrumento que permite comprender cómo el cerebro construye la experiencia de la realidad.
Aquí se presentan ejemplos de ilusiones sorprendentes, que revelan como el cerebro procesa la información visual para crear un modelo visual del mundo.

 

 


La imagen visual de patrones repetidos puede originar movimientos ilusorios. El movimiento ocular sacádico, un tipo de movimientos minúsculos del ojo producido durante la fijación visual (microsacadas) puede conducir a estos movimientos ilusorios. Hay diversas hipótesis que intentan explicar este tipo de mecanismo que conduce a la ilusión. Una posibilidad, asumida desde hace dos siglos, es que la rápida fluctuación normal en el acomodamiento del ojo, aumenta los cambios de imagen en la retina y en las señales. Una segunda hipótesis sugiere que el movimiento ilusorio se debe a un proceso del cerebro, ya que un conjunto de áreas corticales se activan durante la percepción del objeto. La tercera hipótesis asume que la ilusión se produce por cambios en la estimulación de la retina, producida por pequeños movimientos oculares.

 

 

 

 

Arte e investigación visual: ilusión kinética en arte op. Con el nacimiento del movimiento de arte op en la década de 1960 las ilusiones se convirtieron en una reconocida expresión artística. El más conocido ejemplo es la ilusión kinésica del arte op en la que patrones fijos crean la percepción de movimiento. En esta reinterpretación de la afamada representación del artista op francesa, Isla Lévlant (Enigma) realizada por el neurocientífico e ingeniero Jorge Otero Millán del Instituto Neurológico Barrow (Phoenix), los anillos verde concéntricos parecen adquirir un rápido movimiento ilusorio, semejante a millones de diminutos y borrosos automóviles moviéndose en el circuito. Pequeños e involuntarios movimientos de los ojos, llamados microsacadas, son los responsables de esta ilusión.

 

Ilusión neurocientífica. Brillo y color ejercen enorme efecto en la percepción. En esta ilusión creada por el científico Edward H. Adelson del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) los recuadros A y B tienen la misma tonalidad gris (en caso de duda, imprima la página, recorte los dos cuadrados y colóquelos uno al lado del otro). Nuestro cerebro no percibe el brillo y el color verdadero de cada uno de los cuadrados y en su lugar determina el brillo de A y de B comparándolos con los cuadrados que los rodean.

 

 

 

Color fuera de espacio. En ocasiones vemos colores cuando en realidad no existen físicamente. En esta ilusión, los colores de las pequeñas intersecciones parecen difuminarse en los espacios vacíos que rodean a cada intersección. Este fenómeno es conocido como dispersión de colores de neón, debido a que asemeja al deslumbramiento de la luz de neón. Fue presentado en 1971 por Darío Varin de la Universidad de Milán, Italia, y años más tarde redescubierto por Harrie van Tuijl de la Universidad de Nijmegen en Holanda. Sus causas neuronales aún se desconocen.

 

 

 

¿De quién es este rostro? Nuestro cerebro está exquisitamente sintonizado para percibir, reconocer y recordar rostros. En esta ilusión del sexo, creada por el psicólogo Richard Russell del Gettysburg College, el rostro de la izquierda se percibe como femenino, mientras que el de la derecha se percibe como masculino. Sin embargo, ambas imágenes son idénticas, excepto que el contraste entre los ojos y la boca y el resto de la cara es mayor para el rostro de la izquierda. Esta ilusión muestra que el contraste es un elemento importante para determinar el sexo de un rostro. Puede, incluso, explicar porqué la cosmética hace que la mujer luzca más femenina.

 

 

 

Comida para pensar: ilusión visual apetitosa. Nuestro cerebro ha evolucionado rápidamente para detectar cosas importantes para la supervivencia humana. En este “paisaje alimenticio” del fotógrafo londinense Carl Warner, embutidos, carne y pan activan los circuitos superiores del cerebro que están conectados para reconocer alimentos.
La imagen simultáneamente activa circuitos que reconocen puntos de referencia como árboles, senderos y edificios.

 

 

 

Perspectiva ilusioria en 3D. La ilusión de la torre inclinada es uno de los trucos visuales más simples que han sido descubiertos, aunque una las mayores contribuciones para comprender el fenómeno perceptivo. Hace tres años, Frederick Kingdom, Ali Yoonessi y Elena Gheorghiu de la McGill University demostraron que dos imágenes idénticas de ambos lados de la Torre de Pisa parecen tener distinta inclinación. Debido a que ambas imágenes de las torres no convergen al retroceder en la distancia, el cerebro equivocadamente las percibe como divergentes y no paralelas.

 

 

 

Esos ojos. Como primates sociales, los seres humanos manifiestan interés por la dirección de la mirada. El investigador de la visión, Pawan Sinha del Instituto Tecnológico de Massachusetts, demuestra con esta ilusión que nuestro cerebro determina la dirección de la mirada comparando la parte oscura de los ojos (iris y pupila) con aquellas blancas. En la fotografía normal de Humphrey Bogart, el actor aparece mirando a su izquierda, pero en la fotografía negativa parece mirando a la dirección contraria, a pesar de que su cabeza está girada a la derecha. Aún cuando sabemos que el iris es blanco en la imagen inversa, no podemos modificar la percepción ilusoria.

 

 

 

Ilusión del amor. La forma en que vemos las cosas depende de nuestro marco mental. En esta ilusión, Mensaje de Amor de los Delfines, los adultos perciben dos cuerpos desnudos abrazándose. Pero, cuando los niños ven esta imagen, sólo perciben delfines.

 

 

 

Esculpiendo lo imposible: rendición sólida de la ilusión visual. Figuras imposibles, como el famoso triángulo de Penrose, caracterizada como objeto 3D que desafía las leyes de la naturaleza. Cada ángulo del triángulo parece plausible en sí mismo, por lo que el cerebro acepta el objeto como un todo, aún cuando no pueda existir físicamente . ¿O puede que sí? El artista Brian McKay creó esta visión gigante del triángulo imposible en Perth, Australia, en colaboración con el arquitecto Ahmad Abas. La ilusión funciona sólo cuando la escultura se fotografía desde un ángulo particular.

 

 

 

Nuestro sistema visual se desenvuelve en una paradoja: debemos fijar nuestra mirada para inspeccionar los detalles minúsculos del mundo que nos rodea. Si nuestra visión fuera perfecta, los objetos parecerían desvanecerse. Cuando se mira deliberada y fijamente algo, las imágenes del entorno comienzan a desvanecerse, fundirse gradualmente. Sucede cada día, aunque no seamos conscientes de ello.

El paradigma del “desvanecimiento de Troxler” se refiere al fundido perceptual en contrastes perceptivos de los elementos periféricos simples y discretos. Experimentos recientes demuestran el desvanecimiento total de la escena visual. En estos casos la escena total se funde hasta uniformarse cromática y lumínicamente. Fije durante 30 segundos la vista en el punto rojo de la imagen y analice el resultado.

 

 

 

Las neurociencias del fantasma de Yorick. Si se concentra en una imagen, el sistema nervioso en la retina se adapta al estímulo fijo y deja de responder a él. Si luego mira hacia otro lado se ve una imagen difusa durante un breve periodo de tiempo, el necesario para que la retina retorne a su estado original. Para experimentar la ilusión, luego de fijar una imagen, concéntrese en la X del ojo izquierdo de Yorick durante 30 segundos. Luego dirija la mirada a la pared o una hoja de papel, y verá la aparición del fantasma.

 

 

Lo que hace el cerebro!!!

Prueba visual efectista. Durante treinta segundos hay que mirar fijamente el punto rojo situado en la nariz de chica. Luego, fijar la vista en una pared o un techo liso (idealmente de color blanco), parpadear rápido repetidas veces… et voilà!

Veréis una imagen creada por vuestro cerebro.

-Si tus ojos siguen el movimiento del punto rotativo rosado, sólo verá un color: rosado.

-Si tu mirada se detiene en la cruz negra del centro, el punto rotativo se vuelve verde.

-Ahora, concéntrate en en la cruz del centro. Después de un breve periodo de tiempo, todos los puntos rosados desaparecerán y sólo verás un único punto verde girando.

-Es asombroso como funciona nuestro cerebro. En realidad no hay ningún punto verde, y los puntos rosados no desaparecen.

 

Hay una cierta correspondencia entre nuestra percepción subjetiva y el mundo real, aunque la percepción de los objetos difiere de la realidad. No existe para el cerebro una experiencia absoluta de una cosa ya que todo depende con qué se lo compare. Esta tendencia a sustraer información explica el frecuente fenómeno que hace que recordemos la fantasía de un anuncio, pero no la marca o el producto que se anuncia.
Esto debería ser prueba suficiente de que no siempre vemos lo que creemos ver…

 

 

Hay una cierta correspondencia…

El siguiente vídeo puede provocar pequeñas alucinaciones temporales.

Para experimentarlas, no apartes la vista del centro de la imagen, lee todas las letras que irán apareciendo y al finalizar fija tu mirada lejos de la pantalla. Los efectos durarán sólo unos segundos.

No te equivoques al leer las letras que aparezcan en pantalla.

 

Ilusiones opticas

Seguro que le gustará disfrutar de esta ilusión óptica animada.

Sólo tiene que dejar su cerebro en modo automático y él hará el resto.

Adjunto encontrará las imágenes incluidas en el vídeo, por si deseara imprimirlas y hacer su propia prueba. La imagen móvil debe imprimirla en transparencia. Cuando imprima las demás imágenes asegúrese que todas tengan el mismo tamaño, ya que cambios en su tamaño harán que el efecto no funcione.

http://www.youtube.com/watch?v=q7KswC9wCSY

http://i.imgur.com/CG3bJ29.jpg
http://i.imgur.com/NWQC0jW.jpg
http://i.imgur.com/aTl3qur.jpg
http://i.imgur.com/3u0oIux.jpg
http://i.imgur.com/ddQqMJg.jpg
http://i.imgur.com/VMbg9wE.jpg
http://i.imgur.com/B4HkgO3.jpg

 

El Autor

Roberto Álvarez del Blanco

Es una de las principales autorida- des internacionales en marketing y estrategia de marca. Profesor del IE Business School.

Leer más >>

Otros Libros del Autor

 

Publicaciones del Autor

Comentarios recientes

CONECTA

Subscribe via RSS